El Raso, Garganta de Tejea y Candeleda

Una estupenda excursión que los Amigos de La Adrada realizaron el sábado 7 de octubre

EXCURSIÓN AL RASO,GARGANTA DE TEJEA Y CANDELEDA

Por Ana Riaza

Sábado 7 de octubre. Pronóstico del tiempo, soleado. 08:15 h. de la mañana.
El programa de hoy es visitar el castro vetón en El Raso, acercarnos a la Garganta Tejea, ver sus aguas turquesas, Museo Etnográfico en Candeleda, comer en el pueblo y seguir hasta el Santuario de Nuestra Señora de Chilla y vuelta en los coches.

Terminamos modificando el programa después de algunos contratiempos. Uno de ellos fue la ausencia del guía para poder visitar dos casas rehabilitadas en el castro, pero gracias a Pepi que tiene todo organizado, sacó de su caja de sorpresas otro evento y decidió ir a visitar el Museo Arqueológico Municipal de El Raso donde han llevado los objetos encontrados.


Desde la Plaza del Riñón salimos y empezamos el día entre amigos.
Después de 76 km, 1h y 20 min en coche, atravesamos el pueblo de El Raso, y tras 20 minutos llegamos al aparcamiento del Castro, donde iniciaremos el recorrido andando.

La mañana todavía es fresca y empiezan a salir los primeros rayos de sol.
Por un sendero marcado empieza la visita al Castro vetón, ubicado en la zona llamada El Freillo, un paraje montañoso con vistas al pico Almanzor, el más alto de Gredos y que asoma a la Garganta de Alardos, y la Garganta Tejea.
La próxima vez se aconseja ir con palos para andar debido a su dificultad del terreno. Algún resbalón y culetazo presencié.
Excursión de la Asociación de Amigos de La Adrada

Bonita ruta, comprobamos que el castro está distribuido en tres zonas bastantes próximas entre ellas, unas 20 hectáreas, varios recintos amurallados y cuatro sectores urbanos, con calles irregulares.
Excursión de la Asociación de Amigos de La Adrada

A mitad de su recorrido hicimos una parada en el mirador preparado para engatusar los sentidos y admirar el esplendor de la zona. Aquí pusimos a prueba las dotes del fotógrafo José Antonio para sacar la foto de grupo.
El Raso- Amigos de La Adrada

Desde aquí comprobamos que la Garganta Alardos llega con muy poca agua por lo que surgió el segundo contratiempo.  Francisco sugirió no llegar a la Garganta de Tejea ya que debido a la escasez de lluvias y la estación en la que estamos, se encuentra sin agua.

Tras completar el recorrido, de nuevo a los coches, en unos minutos llegamos al pueblo a conocer el Museo Arqueológico Municipal, en la calle Claudio Sánchez Albornoz, donde están recogidos los hallazgos encontrados en el yacimiento del Raso, como tumbas funerarias, afuares, vasijas y diferentes piezas, muchas de ellas cedidas por vecinos que al hacer obras en sus terrenos o casas fueron saliendo, por lo que cariñosamente los vecinos le llaman el “Museito”. La guía nos dejó encantados.

El Raso- Amigos de La Adrada

De nuevo a los coches y recorrer 11 km hasta Candeleda a conocer el Museo Etnográfico.

El día que escogimos era tan bueno que coincidimos con un montón de visitantes. El Museo está dividido en dos plantas y 3 exposiciones:

  • 1ª exposición permanente de carácter etnográfico sobre la vida cotidiana de los antepasados de la zona.
  • 2ª exposición sobre la visita del rey Alfonso XIII que realizó a la villa y a la Sierra de Gredos en 1911
  • 3ª exposición sobre los celtas en el sur de Gredos que presenta la necrópolis de la edad de hierro de Candeleda – Raso.

Terminada la visita, el cuerpo nos pedía un descanso para reponer fuerzas y las piernas nos dirigió hasta el restaurante. Aunque hay que decir que el encanto del pueblo nos dejó con ganas para la próxima excursión. ¡Estad atentos! ( esto nos decía Juan Antonio).El Raso- Amigos de La Adrada

Tuvimos tiempo en la comida de poder hablar entre nosotros y conocernos mejor. ¡Qué gusto mirar los platos que iban saliendo y querer probar de todos ya que tenían un aspecto espectacular! Estuvimos tan a gusto que por estos momentos vale la pena cualquier esfuerzo.El Raso- Amigos de La Adrada
Para bajar la comida un buen paseo hasta los coches. Esta vez a recorrer 8 km para llegar al Santuario de Nuestra Señora de Chilla, recomendada para devotos y no devotos por el entorno muy cuidado. Llegamos al aparcamiento, no tiene perdida. Visitamos su Ermita de origen barroco, donde cada uno de nosotros encontramos un momento para relajarnos, disfrutar de la paz del lugar y olvidarnos de nuestras cosas durante la estancia.
Santuario de Chilla-Amigos de La Adrada
Nos dispersamos para disfrutar del recorrido, sus jardines, los olores, el ruido del agua de sus fuentes, la infinidad de plantas muy cuidadas que a cualquiera le gustaría tener en sus jardines o terrazas.Flores en el Santuario de Chilla
Llegamos hasta las dos fuentes situadas junto al anfiteatro donde se celebra la misa en fiestas. Y como niños de nuevo hicimos unas bonitas fotos que seguro quedarán bien para enmarcar un cuadro o para perfil de WhatsApp, Facebook …El Raso- Amigos de La Adrada
No se puede pedir más al día, tuvimos que reanudar la marcha, nos quedan 76 km de vuelta.

Llegada a la Plaza del Riñón a las 20:30 h, pronóstico del tiempo caluroso. Algunos quedan a tomar un refresco bien merecido en una terraza.

Solo queda mencionar la buena organización y nuestro agradecimiento por beneficiarnos de todo el esfuerzo realizado por Pepi en preparar su trabajo del pueblo vetón, que ha conseguido acercarnos más a nuestros antepasados y conocer curiosidades de la zona.

¡Hasta la próxima, amigos!

Este contenido se ha visto 272 veces