ASOCIACIÓN

AMIGOS DE LA ADRADA

Asociación sin ánimo de lucro, con sede en La Adrada, que realiza actividades socio-culturales, lúdicas y para el disfrute de la naturaleza.

 

Visita Museo Arqueológico Nacional

Visita Museo Arqueológico Nacional

Crónica de Mar Alarcón Miras

VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Habíamos quedado en la recepción con todos los participantes e iniciamos la visita con puntualidad a las 11:30 como estaba previsto. La sala a visitar era La Protohistoria, que abarca el primer milenio a.c. y se denomina edad del hierro por ser este metal el que predomina en esta época, con él realizaban herramientas y armas, además de diversos utensilios como hebillas, fíbulas, etc.

La visita era guiada por una voluntaria cultural del museo que con sus explicaciones nos llevó a través de ese mundo antiguo tan fascinante de los pueblos prerromanos que habitaban la península ibérica en el primer milenio a.c. Nos hizo referencia a uno de esos pueblos llamado Vetones que se extendían por las provincias de Ávila ( castros de El Raso, Ulaca y Las Cogotas ), Salamanca, Cáceres y parte de Zamora y Toledo.

Los Iberos se extendían por el levante y sur mediterráneo y de ellos pudimos ver el tesoro de Aliseda, compuesto por mas de 100 piezas de oro de manufactura Tartésica pero influencia fenicia, y el tesoro de El Carambolo también de oro, cuyo original se encuentra en un banco de Sevilla.

Admiramos las diversas piezas de armamento que se conservan, tanto las espadas y puñales de antenas como la temida Falcata Ibérica, con su hoja curva y su elaboración con el hierro mas puro previamente enterrado durante 3 años para perder las impurezas.

También se conservan en el museo piezas de cerámica griegas ( cráteras de figuras negras y figuras rojas) y egipcias ( ánforas de alabastro) debidas al intercambio comercial de la época.

Pudimos admirar piezas tan valiosas del mundo íbero como son las Damas de Baza, Galera y Dama oferente, pero la pieza estrella era la Dama de Elche, pieza original del s V a.c. ataviada y adornada con los collares, diademas y pendientes de la época, además de los rodetes metálicos en los que enredaban el cabello y que a día de hoy tenemos un referente en las falleras valencianas. Pero lo más relevante, su rostro idealizado y orientalizante a diferencia del rostro de la Dama de Baza mucho mas natural.

A continuación pasamos a la sala de los pueblos Celtas aquellos que habitaban la zona noroeste de la península, de los cuales admiramos el Collar de la Diosa del Sol, numerosos torques de plata y oro, pero lo más llamativo son esos enormes berracos de granito que les servían como demarcación territorial y de los cuales tenemos también una muestra cercana en El Tiemblo con los Toros de Guisando.

Pasamos a la sala de Hispania Romana para admirar las esculturas en mármol de Livia y Tiberio (propaganda política de la época) y la sala de los magníficos mosaicos que se conservan de las distintas villas romana halladas en la península.

También admiramos dentro de la sala de Antigüedad Tardía, el fantástico tesoro de 6 coronas votivas y 5 cruces pectorales visigodas procedentes de taller áulico de Toledo, capital del reino visigodo tras la caída del imperio romano en el 476. Los visigodos apenas duran 200 años en el poder y debido a sus luchas internas por el poder recibimos la invasión de los musulmanes y norteafricanos en el año 711, que fundan el califato de Córdoba en el 929, de esta época califal pudimos contemplar una de las piezas más importante del museo, El Bote de Zamora, elaborado en marfil y plata con una rica decoración floral y con una inscripción que nos hace saber que lo manda hacer el califa Al-Hakam II para su favorita Sub por haberle dado un hijo. Apenas un siglo después el califato se desmembra en los distintos reinos Taifas. De la última Taifa, El Reino Nazarí de Granada, admiramos dos magníficos jarrones de La Alhambra, de los cuales solo hay ocho catalogados en el mundo, elaborados con la técnica andalusí del reflejo metálico.

Como anécdota y para finalizar, la guía nos enseñó una momia de la antigua cultura Guanche que le regalaron los canarios al rey Carlos III para su gabinete de curiosidades en 1776.

Finalizada la visita disfrutamos de una agradable comida en el restaurante Casa Carmen de la C/ Alcalá, al cual fuimos dando un paseo, pasando por delante de la Puerta de Alcalá en estos momentos en restauración.

Tras la comida nos despedimos con el ánimo de haber pasado un agradable e interesante día.

VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
Volver