Asociación

Amigos de la adrada

Notificaciones (todas)

LOS ENAMORAMIENTOS

LOS ENAMORAMIENTOS

La próxima reunión del Club de Lectura tendrá lugar el viernes 29 de marzo de 2024.
Comentaremos el libro “Los Enamoramientos” de Javier Marías.
La hora y el lugar se concretará más adelante.

LA TRENZA

Sinopsis de LOS ENAMORAMIENTOS
Un libro sobre el estado de enamoramiento, que parece justificar todas las cosas.
Mejor libro del año 2011 según Babelia.

«La última vez que vi a Miguel Desvern o Deverne fue también la última que lo vio su mujer, Luisa, lo cual no dejó de ser extraño y quizá injusto, ya que ella era eso, su mujer, y yo era en cambio una desconocida…»

Así comienza Los enamoramientos, la nueva novela de Javier Marías, consagrado como uno de los mejores novelistas contemporáneos. María Dolz, la narradora y protagonista, sólo supo su nombre «cuando apareció su foto en el periódico, apuñalado y medio descamisado y a punto de convertirse en un muerto: lo último de lo que se debió de dar cuenta fue de que lo acuchillaban por confusión y sin causa».

Con una prosa profunda y cautivadora, esta novela reflexiona sobre el estado de enamoramiento, considerado casi universalmente como algo positivo e incluso redentor a veces, tanto que parece justificar casi todas las cosas: las acciones nobles y desinteresadas, pero también los mayores desmanes y ruindades.

Los enamoramientos es también un libro sobre la impunidad y sobre la horrible fuerza de los hechos; sobre la inconveniencia de que los muertos pudieran volver, por mucho que se los haya llorado y que en apariencia nada se deseara tanto como su regreso, o al menos que siguieran vivos; también sobre la imposibilidad de saber nunca la verdad cabalmente, ni siquiera la de nuestro pensamiento, oscilante y variable siempre.

Visita al Museo de Artes Decorativas de Madrid

Visita al Museo de Artes Decorativas de Madrid

Crónica: Lourdes Moreno

Hicieron fotos para la Asociación: Pepi, Pilar, Maribel y José Antonio

VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Tratando de evitar la gran afluencia de visitantes que acuden al centro de la ciudad y al Triángulo del Arte, decidimos la visita a un museo en Madrid el jueves 25 de enero, como en los años anteriores.
Este año visitamos el Museo Nacional de Artes Decorativas, situado en la calle Montalbán, una zona muy bonita de la capital, próxima a la fuente de Cibeles.
El tiempo se portó muy bien y el sol lucía para nosotros. Toda la semana pasada estuvo lloviendo en Madrid y la verdad es que andar por las calles saturadas con el paraguas es bastante difícil.
El Museo Nacional de Artes Decorativas es uno de los más amplios y ricos de Madrid. Alberga colecciones de gran interés, tanto etnográfico como artístico, que ilustran técnicas artesanales e industriales que en su mayor parte se extinguieron.

De los 70.000 objetos reunidos, el museo expone unos 1.600. Hay que destacar también la iniciativa de los museos estatales gestionados por el Ministerio de Cultura de dar visibilidad a la historia de las mujeres con una serie de exposiciones temporales en cada uno de estos. Hace unos años se revisaron los valores que transmitían los museos a los jóvenes (sobre todo a colegios e institutos) y se tomó conciencia de que las mujeres no parecían en la mayoría de las colecciones.

Hoy en día este proceso de cambio ya es una realidad y las exposiciones van dando espacio y voz a las mujeres en todas sus facetas, vivencias, profesiones y roles más allá del ámbito doméstico, como se está viendo en exposiciones de pintura, de arqueología y un largo etcétera. Afortunadamente, los patrones estereotipados han ido cambiando y ya en todos nuestros museos hay una gran concienciación sobre este tema.

El Museo de Artes Decorativas no es menos. En la exposición temporal “Al bies” tiene como objetivo de dar visibilidad a la obra de las artistas que trabajaron en la España del primer tercio del siglo XX en un amplio abanico de disciplinas. Esta exposición se articula en secciones que muestran el paso de la creación femenina desde la intimidad a lo público en distintos ámbitos, desde el textil al papel. Para ello, se integran pinturas, esculturas, batiks, encajes, encuadernaciones, diseños de alfombras, papel pintado, diseño de exterior e interior, cerámica, dibujo, figurines de moda, figurines teatrales, escenografías e ilustraciones. Estas obras se ponen en contexto con fotografías, publicaciones y archivos que ayudan a comprender el alcance y la importancia de la actividad artística de estas creadoras en el contexto de la modernidad y la vanguardia.

El primer tercio del siglo XX supuso un periodo de mejoras, avances y desarrollo del panorama cultural español en el que las mujeres se vieron favorecidas y del que tomaron parte activamente.
Todo el mundo quedo muy satisfecho con las preciosidades contenidas en la muestra y en el museo en general.

Terminamos el recorrido a las dos y media, cuando nos dispusimos a comer en el restaurante ENOC, cercano al museo. El ambiente y el trato fueron inmejorable y pudimos intercambiar impresiones sobre el museo y otros temas de actualidad.

Después, nos acercamos a visitar la Basílica de Jesús de Medinaceli. Fue una jornada animada y, de nuevo, disfrutamos juntos un bonito día.

Trilogía

Trilogía

La próxima reunión del Club de Lectura tendrá lugar el sábado 17 de febrero.
Comentaremos el libro “Trilogía” de John Fosse, Premio Nobel de Literatura 2023.
La hora y el lugar se concretará más adelante.

LA TRENZA

Sinopsis

Trilogía es un libro hipnótico. Para Jon Fosse escribir es como rezar, y para el lector, leer Trilogía significa entrar en una profundidad desconocida. Con un lenguaje sencillo y un narrador único, Fosse nos cuenta la historia de una pareja de adolescentes que va a tener un hijo y que intenta sobrevivir sin nada en un mundo hostil.
Con esta historia entendemos que significa no tener nada y la mirada despiadada de la sociedad, pero también revivimos de forma exquisita el primer amor, la experiencia de empezar la vida. En esta historia entendemos que significa la indefensión y nos hacemos conscientes de la mirada despiadada de la sociedad, pero también revivimos de forma exquisita el primer amor, la experiencia de empezar la vida.

Es una obra emocional que, desde la oscuridad de una situación extrema, nos ilumina.

Un sábado diferente

Un sábado diferente

Por Lourdes Moreno

El primer sábado del mes de diciembre del presente año fue un sábado diferente, entretenido y divertido, por no hablar del tiempo que se portó de maravilla, con esa atmósfera tan limpia y fresca que hay en la Adrada, gracias a los montes que la rodean, cubiertos por completo de pinos y un cielo azul luminoso y libre de contaminación.
A modo de “anticipo” navideño se celebraron varios eventos entre amigos de gran corazón, un preludio de una nueva Navidad, con los socios y socias de “Amigos de la Adrada”. En un ambiente de paz, armonía, buen rollo y buena conversación, llenaron unos momentos que se nos hicieron cortos, pero intensos, dado el buen nivel de cordialidad y amistad que se dio.
Como “aperitivo”, a las 12 de la mañana se reunieron los integrantes del Club de Lectura, moderado por José María del Corral, que puso al corriente a los nuevos socios de cómo se organizaba y la novela elegida. “Lluvia Fina” despertó mucho interés entre todos los asistentes. Se perfiló la psicología de sus personajes y sus historias personales y los puntos principales de la misma.
María José habló de incluir la lectura de poesía en próximas reuniones. Se fijó la fecha para la siguiente reunión. Tras deliberar y hablar de autores como Isabel Allende o Pablo Neruda, se escogió que el siguiente libro que se leería en el club sería “La fuente de la edad”, de Luis Mateo Díez.

El siguiente acto del sábado, fue la Asamblea General de socios, que tuvo lugar a las 19 h de ese mismo día.
Con pleno de asistencia, se trataron problemas de temática de interés para los socios, como poner en marcha nuevas actividades, análisis de las actividades ya iniciadas: paseos por la naturaleza, juegos de mesa y la realización de excursiones fuera de La Adrada, incluso con la posibilidad de contratar un medio de transporte. Yo, Lourdes Moreno, nueva vecina de la Adrada que recientemente me he hecho socia, he propuesto una visita al Museo de Artes Decorativas, en la C/Montalbán, próxima a la plaza de la Cibeles, que posee una colección de curiosidades y un discurso museológico muy interesante, con una amplia exposición de piezas española y de países exóticos.

Finalmente, cenamos juntos en el restaurante Caamaño y como sorpresa, se sorteó una cesta navideña, llevándose tan dulce obsequio una amiga muy querida por todos.
Los comensales fueron amenizados con música navideña, nuestros queridos villancicos tradicionales de toda la vida. Fue, sin duda, una velada inolvidable, el broche de oro para una jornada de esas que decimos bonitas, entre amigos y amigas en las que nos sentimos como en familia.

Feliz Navidad 2023
Feliz Navidad 2023

La Fuente de la edad

La Fuente de la edad

La próxima reunión del Club de Lectura tendrá lugar el sábado 20 de enero. Comentaremos el libro de Luis Mateo Díez “La fuente de la edad”. Queda por determinar el lugar y la hora de la reunión.

LA TRENZA

Sinopsis

Unidos por su común afición al alcohol, lo mítico y lo esotérico, aburridos de su cotidiana realidad, los amigos deciden un día buscar las aguas que les permitirán recuperar la juventud. Su aventura constituye la trama de esta apasionante novela en la que Luis Mateo Díez, una de las figuras más destacadas de la narrativa actual, afronta el problema de la relación entre la realidad y la imaginación. Por encima de la estrafalaria actitud de los cofrades, permanece el mito de esa fuente de la que fluye la belleza misteriosa de la vida que el arte y la poesía intentan atisbar. Y es ese aspecto el que saca la novela de cualquier aledaño realista para llevarla al territorio de lo mítico. La fuente de la edad obtuvo el premio de la Crítica y el premio Nacional de Literatura en 1987.

Un día bien aprovechado en Ávila

Paseos matinales

Un día bien aprovechado en Ávila

Por Firica Aldea

Una mañana soleada de noviembre que no se parecía a sí misma, sino a su hermana de septiembre, decidimos aprovechar que teníamos unos recados, para pasar el día en la capital abulense.
Salimos en bus, práctico y cómodo, sin obligación de conducir, solo de observar y disfrutar del día.
Hasta El Tiemblo solo entramos y salimos de las tinieblas, como en los viejos cuentos con brujas: una cortina que parecía humo se levantaba sobre la carretera y nada más entrar se veía disipándose al otro lado…. vamos, que continuamente observábamos al conductor para ver si el miedo le sacaba lagrimas o gotas de sudor en la frente, como en las películas de terror de la Ruta 66.
Después de pasar Cebreros, el paisaje cambia de tonalidad, las hojas están ya de todos los colores de otoño, dando una tremenda alegría bajo los rayos del sol otoñal.
Por fin llegamos, y la capital nos abre sus puertas en la estación de autobuses con un vecindario de lo mas práctico: Mercadona, Lidl, Aldi. Hacemos caso omiso y nos vamos donde el deber nos llama, sin olvidar que el camino estaba rodeando la Muralla. En breve terminamos los recados, encontramos mucha amabilidad y servicialidad en los funcionarios del estado, lo que nos dio tiempo para disfrutar de la ciudad, y sobre todo de su casco histórico.
Dado que el tiempo apremiaba y el último bus de vuelta salía a las 16 h, emprendimos el camino a la estación de autobuses, con el arrepentimiento de no poder quedarnos más, ahora cuando los rayos del sol muestran la especial dulzura de las tardes de un otoño tardío, cuando el aire sabe a mosto y membrillo, y las mesas de las terrazas invitan a un merecido descanso.

¡Adiós, Ávila, volveremos!

Lluvia fina para el Club de Lectura

Lluvia fina para el Club de Lectura

La próxima reunión del Club de Lectura tendrá lugar el sábado dos de diciembre. Comentaremos el libro de Luis Landero “Lluvia fina”. Queda por determinar el lugar y la hora de la reunión.

LA TRENZA

Sinopsis

“Tras mucho tiempo sin apenas verse ni tratarse, Gabriel decide llamar a sus hermanas y reunir a toda la familia para celebrar el 80 cumpleaños de la madre y tratar así de reparar los viejos rencores que cada cual guarda en su corazón, y que los han distanciado durante tantos años. Aurora, dulce y ecuánime, la confidente de todos y la única que sabe hasta qué punto los demonios del pasado siguen tan vivos como siempre, trata de disuadirlo, porque teme que el intento de reconciliación agrave fatalmente los conflictos hasta ahora reprimidos. Y, en efecto, la primera llamada de teléfono desata otras llamadas y conversaciones, inocentes al principio y cada vez más enconadas, y de ese modo iremos conociendo las vidas de Sonia, de Andrea, de Horacio, de Aurora, del propio Gabriel y de la madre, y con ellas la historia familiar, desde la infancia de los hijos hasta la actualidad. Tal como temía Aurora, las antiguas querellas van reapareciendo como una lluvia fina que amenaza con formar un poderoso cauce al límite del desbordamiento. Entre Agosto e Hijos de un dios salvaje, Lluvia fina es la novela más trepidante de Luis Landero.”

Paseo en un día muy nublado

Paseos matinales

Paseo en un día muy nublado

Por José Antonio

El lunes 23 de octubre se presentaba como un día verdaderamente singular. Tras los copiosos aguaceros de jornadas precedentes, el pronóstico del tiempo nos concedía una pausa de cuatro horas sin lluvia. Tiempo de gracia que varios miembros de nuestra asociación decidimos aprovechar para realizar un agradable paseo por un pueblo empapado y envuelto en nubes, con el fin de deleitarnos con el fresco y relajante paisaje que La Adrada nos ofrecía.

El punto de encuentro fue como otras veces la Plaza del Riñón, desde donde nos dirigimos hacia la carretera de La Iglesuela, dando inicio a nuestra ruta. Mientras avanzábamos observábamos algunas vacas pastando plácidamente en los campos que bordean la carretera, al mismo tiempo que la fresca humedad en el aire y las nubes que se alzaban en el cielo, nos regalaban una atmósfera de calma y serenidad.

Llegamos a la pradera del Orejúo, que nos ofreció unas vistas espectaculares y momentos de completa relajación. La naturaleza parecía renacer después de las lluvias, con un incipiente y revitalizado verdor. Un regalo para los sentidos y un recordatorio de la belleza de este pueblo de La Adrada.

Luego, retornamos por el camino de la Cotá hasta llegar a la Plaza de la Villa, donde el grupo se despediría, no sin antes saborear una reconfortante taza de café en el Bar La Reguera.

Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes

Hacia el camino de las vías

Paseos matinales

Hacia el camino de las vías

Por José Antonio

Nueve de la mañana, día soleado y 19 grados de temperatura. Como ya es costumbre, varios miembros de la Asociación quedamos en la Plaza del Riñón, para emprender una pequeña caminata matinal. Siguiendo la rutina, comenzamos nuestro tranquilo recorrido por el camino forestal.

Mientras ascendíamos, nuestros ojos se posaron en una huerta que se encontraba a nuestro paso y pedimos permiso para contemplar las plantaciones que allí había. Dos personas que estaban trabajando en ese momento nos recibieron con hospitalidad y nos mostraron con entusiasmo su plantación, dándonos a conocer detalles curiosos sobre algunas de las hortalizas y hierbas que cultivaban, a la vez que nos explicaban algunas cosas muy interesantes sobre ellas. También nos brindaron información valiosa sobre las propiedades de la verdolaga, una planta que despertó nuestro interés y que algunos de nosotros desconocíamos.

Luego, proseguimos nuestro andar, y María José nos fue señalando otras plantas que encontramos a lo largo de la pista forestal, como el torvisco y el majuelo.

Después de recorrer unos pocos kilómetros, llegamos a una parte del camino de la vía del tren, desde donde disfrutamos de una espectacular vista panorámica de La Adrada, con las majestuosas sierras de San Vicente y Gredos, como telón de fondo. Aquí aprovechamos para tomar algunas fotografías como recuerdo.

Terminamos nuestro recorrido de ida, en una parte del sendero donde la humedad es considerable y la exuberante vegetación resplandece con intenso verdor.

Seguidamente regresamos por la misma ruta y, como es menester, concluimos nuestro paseo con un reconfortante desayuno de café con leche y porras, en La Golondrina.

Paseo a la presa de La Colmenilla

Paseos matinales

Paseo a la presa de La Colmenilla

Por Firica Aldea

Como cada miércoles, hoy 20 de septiembre, nos hemos reunido a las 9 de la mañana en la Plaza del Riñón para salir de paseo.
El sol se asomaba por las crestas de la montaña, el cielo apenas tenía unas cuantas nubes solitarias y la temperatura, muy agradable, anunciaban un día perfecto.

Ruta de los puentes
Ruta de los puentes
Ruta de los puentes

El Camino Forestal hasta el Puente del Martinete nos pareció muy alegre, inundado por la luz del principio del día y con paisajes que cada vez que los observábamos parecían diferentes. Se podría decir que la luz jugaba con nuestra percepción, dando al espacio y al tiempo, nuevas dimensiones. Después de unos días de lluvia, la tierra lo agradece con un manto verde: los prados son otra vez de un verde fresco como en primavera, incluso el musgo se asoma desde los troncos de los árboles, como si el ardor del verano nunca lo hubiera afectado.

Queríamos desviarnos por el camino que asciende por la derecha antes de llegar al puente Martinete, y hubiéramos llegado lejos si no fuera por la repentina aparición de unos mastines que claramente deseaban saludarnos…, así que reconsideramos nuestro plan y reajustamos nuestra ruta. Mientras cruzábamos el Puente Martinete, todos quedamos cautivados por la espectacularidad de la Garganta de Santa María, por el susurro del agua entre las piedras, por los árboles, por la vegetación que viste salvajemente el cauce a uno y otro lado del puente.

Continuamos por la carretera Tramo de la Unión, con un poco más de desnivel que el Camino Forestal y llegamos a un lugar que a mí siempre me parece idílico: La Presa de la Colmenilla. Aquí todo es majestuoso, no sabes dónde está el límite de todos los elementos de este impresionante espectáculo: cielo, árboles y agua. Alguna mariposa se aproxima al resplandor impecable del agua, trazando delicados círculos en su vuelo; en la distancia, el aleteo de aves residentes en los alrededores es perceptible.

La quietud es tan profunda que solo puedes sentir gratitud por tener la oportunidad de encontrarnos en este entorno.

© Copyright AMIGOS DE LA ADRADA

Volver