Asociación

Amigos de la adrada

Notificaciones (todas)

Visita al Oratorio de Caballero de Gracia

Visita al Oratorio de Caballero de Gracia

Crónica: Conchi Roldán

Iglesia de San Nicolas de los Servitas
Iglesia de San Nicolas de los Servitas
Iglesia de San Nicolas de los Servitas

El sábado 9 de junio, asistimos un grupo de socios a la salida programada en Madrid para visitar el Oratorio del Caballero de Gracia. Hizo una mañana muy bonita en Madrid, una lluvia fina caía, sin molestar, que refrescaba el ambiente y producía esa magia especial de cuando las luces juegan con los reflejos del agua. Hice un par de fotos bajando por la Gran Vía que nunca son fieles a la belleza del momento.
La calle Caballero de Gracia está detrás de la Gran Vía, y es una pena que ahora mismo las dos fachadas de la iglesia están cubiertas por andamios por estar en restauración. Allí nos esperaba nuestra guía Lourdes Moreno -que la enseña de forma altruista- y el resto del grupo.
Nada más pasar a la entrada está la Virgen del Socorro, muy bonita, y entrando al templo me sorprendió, por lo diferente, la planta de basílica romana sostenida por unas imponentes columnas de granito de Guadarrama y la cristalera emplomada del altar mayor. El templo está decorado con cuadros de la escuela de Goya y un Cristo barroco impresionante, que me recordó a mis Cristos andaluces.
La visita es totalmente aconsejable por ver esa obra estupenda de Villanueva.
Luego, después de la visita, el día se fue alargando con comida, café y merienda hasta el atardecer, disfrutando de una gratísima compañía.
Como tuvimos la suerte de contar con una explicación muy detallada por parte de Lourdes Moreno, nuestra guía, socia y amiga, con su permiso comparto a continuación el excelente resumen que nos ha proporcionado y que comienza con las siguientes observaciones: 

1) La Fachada esta recubierta de una gigantesca lona que la cubre por completo, pero han puesto a modo de fotografía los detalles como el relieve del “Agnus Dei” o la Santa Cena, realizados por un escultor de la época de Carlos III, José Tomás.
2) La Santa Cena es por el encargo de la Congregación de fieles de este Oratorio, llamada Asociación eucarística del Caballero de Gracia, que existe desde tiempos del Caballero, por seglares, pero con la idea de la Adoración Eucarística, traída por él mismo desde Italia.
3) La Adoración empezó en ciertos lugares de Italia, como el Oratorio de San Felipe de Neri. Es una época de grandes convulsiones políticas y religiosas para contrarrestar los efectos de la herejía de Lutero (que no admite el milagro eucarístico de la Transustantación) contra los dogmas católicos y el Papado.

El Caballero de Gracia, de nombre Jacobo di Gratii, era un diplomático al servicio de la Santa Sede en Madrid, de hecho vendría en varias ocasiones a Madrid como secretario de Monseñor Castagna (o Castañer) entre 1565 a 1572 y que más tarde sería el Papa Urbano VII. La razón era de que Felipe II había establecido la capital en Madrid en 1561, y eran múltiples los problemas de los Austrias en esta época (rebelión de las Alpujarras, los moriscos aliados de los turcos otomanos, piratas en el Mediterráneo, los protestantes de Alemania contra el Papa, y un largo etc. ).

Felipe II además tuvo en gran consideración a Jacobo ya que era un hombre “humanista” de gran sensibilidad e inteligencia, pero también dado su trabajo de servicio en la Santa Sede, su formación católica hizo que estuviera con Castañer, en dos sesiones del Concilio de Trento a causa de los problemas con los protestantes, asesorando al Papa junto con otros teólogos (jesuitas, franciscanos, etc.). Castañer y Di Gratii asistirían a las dos últimas sesiones del mismo.

Tras Trento vendrán a Madrid acompañando en su trabajo a Castagna, que fue Nuncio entre 1565 a 1572, trabajando en dos asuntos, el proceso a un cardenal acusado de luteranismo por la Inquisición y la gestación de la Liga Santa, con Felipe II.

En agosto de 1566, Gratij convivió con Felipe II en el palacio de Valsaín, a la espera del parto de la reina Isabel de Valois, que trajo al mundo a Isabel Clara Eugenia, a la que bautizó el nuncio. Otros episodios más le granjearon la estima real y explicaron un insólito proceder del monarca. Fundar el Carmen Calzado en Madrid.

Empatizó también con las hermanas de Felipe. En prueba de afecto agradecido, Juana le obtuvo en 1571 de su hijo, el rey Sebastián de Portugal, el hábito de la Orden de Cristo. Bastó castellanizar su apellido para trocarse en el Caballero de Gracia. Y la emperatriz María de Austria le alentó en 1583 a promover el Real Colegio de Ntra. Señora de Loreto para huérfanas pobres, al que dio nombre, con esfuerzos, algunos fondos y la imagen que aún preside su capilla, hoy en la calle O’Donnell.

Castagna se fue de nuncio a Venecia. Gratii seguramente le siguió, pero pronto regresó a España. Gratii participó en la fundación en Madrid de dos hospitales: de Convalecientes, en apoyo de Bernardino de Obregón, y de Italianos, junto a otros transalpinos. Ejerció de abogado y, entre otros, defendió de un grave delito a un noble italiano, sobrino del papa Pío V. Con 70 años se ordenó presbítero. Incansable confesor de almas, se volcó con los necesitados y resistió los intentos de Felipe II de hacerle obispo o abad. Oficial de la nunciatura hasta 1593, fue nombrado protonotario apostólico, máximo título honorífico pontificio para sacerdotes seculares. El sacerdocio no le impidió amar la música, la literatura y la pintura. En su casa eran frecuentes las veladas artísticas. Lope de Vega, Tirso de Molina o Tomás Luis de Victoria se contaban entre sus amistades. Y el sacerdocio le impulsó a un mayor trato con gentes deseosas de Dios. Para ellas fue forjando desde 1593 su empresa más notable, pionera de otras: la Asociación Eucarística del Caballero de Gracia. Ahí sigue pujante cuatro siglos después en su sede del Real Oratorio homónimo, sito en la homónima calle madrileña.

En 1604, tras dos intentos fallidos, legó en herencia a las concepcionistas franciscanas descalzas la pequeña iglesia y la casa aneja que había edificado. El convento del Caballero de Gracia subsiste hoy en otro barrio, pese a la usurpación desamortizadora de 1836. Mantuvo un aceptable tono vital hasta poco antes de fallecer, en olor de santidad y de multitudes. Todas las órdenes religiosas masculinas presentes en Madrid le rindieron homenaje fúnebre, con sus mejores oradores, a lo largo de doce días. La documentación recogida para su beatificación desapareció en el siglo XVII. El proceso, reactivado en este siglo XXI, prosigue ya en Roma.

En 1863, época liberal, un libro de un catalán liberal, que odiaba a Castilla, Capmany, puso en danza una leyenda grosera y calumniosa del Caballero de Gracia, que algún otro autor posterior coreó y aflora en el conocido vals de la zarzuela La Gran Vía. Esta falsa historia se entremezcla con la antigua picaresca del Siglo de Oro, incluso con aventuras amorosas del propio rey Felipe IV, que no es además la época del Caballero de Gracia, sino de muchos años antes, de la época del abuelo de este rey (Felipe II).

En el año 2017 se dieron en esta iglesia por parte de los sacerdotes que trabajan en ella, un ciclo de conferencias, realizadas por verdaderos profesores de historia de la época Moderna en Europa y en concreto Madrid, para levantarle este bulo. Se hicieron una serie de reuniones con ciertas conocidas agencias de turismo de Madrid y del ayuntamiento. Incluso con Telemadrid y el programa el Punto sobre la Historia, con el que lo dirige y presenta David Botello, para que quitaran de la tv, la falsa información sobre Jacobo di Gratii. También se fue informando a los guías oficiales del Ayuntamiento de la mentira de la leyenda negra contra el Caballero de Gracia, regalándoles su biografía hecha por un biógrafo que le conoció en persona, y fue testigo dando testimonio de este personaje ejemplar, Alonso Remón
En este enlace se puede ver una de las más interesantes conferencias sobre el proceso de beatificación.

Bibliografía.: A. Remón, Vida ejemplar y muerte del Caballero de Gracia, Madrid, 1620 (Madrid, Asociación Eucarística del Caballero de Gracia, 2009).

Más imágenes captadas en este día.

EL CASTILLO

EL CASTILLO

1252-2003
Un poema de Julio Escribano Hernández
I
“Un castillo desmochado
su vieja quejumbre canta”
Son palabras de un poeta
que caminó por La Adrada
en tristes tardes de otoño
con el dolor en el alma.
Tanto tiempo había pasado
sin oír una palabra
en aquellos viejos muros,
que sus ojos se nublaban
a la vista del castillo:
torvas piedras de montaña,
sepultadas bajo el musgo,
bajo rocío de lágrimas
desde que antaño se hicieran
leyenda o historia clara
por la ciega luz del sol
y sangre de cien batallas.
En el suelo están dormidas
las almenas desdentadas

y las torres con escudos
de nobleza castellana.
Sólo un arco de su iglesia
como saeta sagrada
ha marcado allá en lo alto
signos de glorias lejanas.
Con sus piedras ya se ha hecho
almoneda legendaria:
el pueblo se ha repartido
las piezas mejor talladas
para construir corrales
y fortalecer las casas
mezclando brava pobreza
con nobleza destronada…
El castillo desmochado
se ha sembrado en barbacana.

II
Hoy se levantan de nuevo
el castillo y sus murallas
con las viejas estructuras
que renacen con el alba.
Se despiertan las almenas
más viejas y desdentadas
para contarnos historias
del pueblo y de sus batallas,
Y de reyes legendarios
que en su campiña cazaban:
de don Alfonso y don Sancho
Y de Enrique, el Trastamara
que hasta lograron quitarle
el acento de su alma,
de don Fernando y don Pedro,
de Isabel y doña Juana
que se proclamaron reinas
en las Cortes castellanas.
Unos, por ser Isabel
de don Enrique hermanastra,
buscaron en ella apoyo,
olvidando a doña Juana,
hija y esposa de rey,
pero nunca coronada.

Otros quisieron tener
a tan singular infanta
encerrada en un convento
con hijas de Santa Clara
en la ciudad de Coimbra,
para dejarla sin nada
que recordara un Estado
o el poder de los monarcas.
Hubo hasta quien sembró
sobre su honor la cizaña
y para manchar su nombre
“Beltraneja” la llamaba.
Las cuitas se dirimieron
al filo de las espadas
emprendiendo fuertes luchas
en la tierra zamorana.
Si don Álvaro viviera
cuánta historia nos contara
de su vida en el castillo,
de las damas y sus danzas,
del linaje de los Luna,
de don Juan y de su casa,
de su lujo y abolengo
y sus vajillas de plata,
de la madre de Isabel
en España desposada,
¡qué recuerdos no diría
escondidos en su alma!
Con orgullo esta mujer
fue tejiendo la venganza
hasta levantar patíbulo
en la plaza castellana.
Escuchemos tras los muros
las insólitas hazañas
que el cancerbero del tiempo
mantiene muy bien guardadas.

Club de lectura: “Algo que quería contarte” y poemas de Miguel Hernández

Club de lectura: “Algo que quería contarte” y poemas de Miguel Hernández

LA TRENZA
El próximo club de lectura lo tendremos el día 15 de junio a las 12 de la mañana en la cafetería Mainha para comenzar el libro de Alice Munro “Algo que quería contarte”. También Lourdes nos enviará con antelación suficiente algunos poemas de Miguel Hernández, que comentaremos.
Saludos.
José María

Club de lectura : Historia de una escalera y poemas de Antonio Machado.

Club de lectura : Historia de una escalera y poemas de Antonio Machado.

LA TRENZA
LA TRENZA

Durante la reunión del club de lectura del día 25 de mayo comentamos la obra de teatro de Antonio Buero Vallejo “Historia de una escalera” así como algunos poemas de Antonio Machado, que nos preparó Antonio Sánchez.  Se recuerda que con respecto de la obra de teatro, en Youtube existen algunas versiones para su visionado. También en la aplicación RTVEplay hay un amplio comentario sobre la obra de Buero Vallejo.

Recorrido por el Madrid de los Austrias

Recorrido por el Madrid de los Austrias

Crónica: Lourdes Moreno

Iglesia de San Nicolas de los Servitas

Iglesia de San Nicolás de los Servitas.

El sábado 18 de mayo de 2024 hemos hecho un recorrido por el Madrid de los Austrias, que consiste en ver una serie de iglesias madrileñas del centro de la capital. Son asociadas a los monarcas de la época de los Austrias y también de los Borbones que fundaron estos santos lugares y trajeron artistas de Italia a trabajar en El Escorial y se establecieron en Madrid, creando una escuela madrileña tanto de escultura, como de pintura. Recordar que Felipe II, estableció la capital de España en Madrid, en 1561 y la ciudad se convirtió en un lugar lleno de iglesias. Numerosas congregaciones religiosas han establecido en Madrid la Casa Madre de cada una de ellas, auspiciadas por los Austrias, defensores de la cristiandad, frente al avance del protestantismo en la Europa del siglo XVI.

Nuestra amiga Lourdes, como en otras ocasiones, guio el grupo. El recorrido es muy amplio y consiste en visitar de modo general San Ginés, Las Carboneras, la Basílica Pontifica de San Miguel, la Catedral Castrense de las Fuerzas Armadas, iglesia de San Nicolás (sólo su exterior), plaza de Ramales, iglesia de Santiago y termina en la Plaza de Oriente (ver la Atalaya del s. IX, dado el origen islámico de Madrid).

Partimos a las 11.30 de la Iglesia de San Ginés en la Calle Arenal, ya que se puede ver el cuadro de El Greco “La purificación del templo”, pintado entre 1610-1614, obra plena del artista, que reúne un gran saber pictórico, dado que se realiza en la última etapa de su vida y en éste refleja su paso por las Escuelas de pintores celebres como Tiziano, Veronés o Tintoretto de la Escuela Veneciana del siglo XVI, o en Roma, en el taller de Miguel Ángel. Este cuadro es una donación del Almirante de Castilla, Mayordomo Real del Rey Felipe IV y siempre ha estado en esta parroquia.

Después de la visita a San Ginés nos dirigimos al Convento de las Carboneras del Corpus Cristi, convento de monjas jerónimas de clausura, sito en la Plaza del Conde de Miranda. Su fachada nos traslada a otro tiempo – tan austera y sencilla, sin adornos, tan solo un relieve a la entrada con las figuras de San Jerónimo y Santa Paula. Ha sido fundado en 1607 por Beatriz Ramírez de Mendoza, condesa de Castelar, biznieta de la Latina, en tiempos del rey Felipe III, en estilo barroco; su interior es muy bello y armonioso, a la vez de austero.

Fundado para las religiosas Jerónimas del Corpus Christi, sobre una casa noble, ya que la fundadora tenía una hija que sería madre abadesa en esta Congregación, el convento debe su nombre de “carboneras” a una imagen de la Virgen de la Inmaculada encontrada en una carbonería y que fue donada al convento. En 1981 fue declarado Bien de Interés Cultural.

El mencionado cuadro, encontrado en una carbonería próxima al convento, también está restaurado y lo podemos admirar en el interior del templo.
En el altar mayor del convento se encuentra un cuadro monumental: La última cena, atribuido a Vicente Carducho, pintada en 1622 en óleo sobre lienzo.

La purificación del templo. El Greco

La purificación del templo, de El Greco

Virgen Inmaculada de la Carbonera

La Virgen Inmaculada

La última cena de Vicente Carducho

La última cena, de Vicente Carducho

Seguimos la Ruta Sacra a la Basílica Pontificia de San Miguel, que está próxima al convento.
En 1739 se iniciaron las obras de la construcción actual, a instancias del cardenal infante Luis Antonio de Borbón y Farnesio, hermano de Carlos III, al que hicieron arzobispo de Toledo, para que no fuera rival del rey, que costeó su ejecución y que además dejaría dicho cargo pues no tenía vocación religiosa. En 1745 se concluyó el edificio – por fuera barroco, austero y sobrio, pero en su interior, en una planta, brilla la arquitectura del suntuoso salón rococó, arte del arquitecto Jacomo Bonavía.

Cabe destacar la labor de los pintores, hermanos González Velázquez, expertos en pintar bóvedas a gran altura en andamios, que también realizaron sus obras en la Catedral Castrense o en el Oratorio del Caballero de Gracia, (mediados del siglo XVIII, tiempos de Carlos III), también podemos contemplar el Cristo crucificado “del perdón” de Luis Salvador Carmona, escultor de la escuela de Valladolid y la Virgen que salen en el domingo de Ramos de la Semana Santa madrileña, por la hermandad de los estudiantes. 

Basílica Pontificia a de San Miguel

Basílica Pontificia de San Miguel

Fachada de la Basilica de San Miguel

Fachada de la Basílica de San Miguel

Iglesia del Sacramento

Iglesia del Sacramento

Nave iglesia del Sacramento

Nave de la Iglesia del Sacramento

Seguimos la ruta a la Iglesia del Sacramento, catedral castrense mandada construir por el Duque de Uceda, valido del rey Felipe III, junto al Palacio de Uceda, obra barroca y neoclásica, que tardó mucho en construirse y cogió varios estilos, por fuera y por dentro, tal como ocurrió con la anterior. Su fachada mira a la Calle Mayor de Madrid, realizada por el arquitecto, Juan Gómez de la Mora, h. 1615. (Barroco muy clasicista, o escurialense).

Fue el templo del antiguo monasterio de las monjas bernardas de Madrid (hoy desaparecido), fundado en 1615 por Cristóbal de Sandoval y Rojas, duque de Uceda, hijo del primer duque de Lerma y valido del rey Felipe III.

El interior de la Catedral de las Fuerzas Armadas, también llamada Iglesia del Sacramento – su altar mayor contiene un cuadro monumental con los fundadores del Orden del Císter, San Bernardo y San Benito (el que redactaría la Regla de San Benito). El estilo es neoclásico, época de Carlos III, en que los artistas buscaban nuevas composiciones y se volvieron al estilo clásico de líneas rectas y sin recargamientos; sin embargo los retablos de las capillas laterales son más anteriores de estilo barroco, con santos como San Antonio o Santo Toribio de Mogrovejo.

Una vez contemplado su belleza, nos dirigimos a la Iglesia de San Nicolás de los Servitas –Orden Siervos de María, que estaba cerrada cuando llegamos, ya que eran casi las 2 de la tarde. San Nicolás es la segunda iglesia más antigua de Madrid, detrás de la Iglesia San Nicolás de Bari. Destaca su torre campanario estilo mudéjar que antaño fue una mezquita – no olvidemos que Madrid es la única capital europea de origen musulmán (siglo IX) y que tras la toma de la Medina por el rey Alfonso VI (1085 -1086) permitió el culto a los musulmanes residentes en su ciudad, Mayrit, como ocurrió en Toledo o Córdoba. Por un largo tiempo aquí convivieron tranquilamente las tres culturas: musulmana, judía y cristiana. A día de hoy podemos contemplar dicha torre con arcos polilobulados, alarifes musulmanes. Más adelante se aprovecharían los cimientos para poner una iglesia que hoy día está totalmente restaurada (1948 – 1953) (en Madrid muchos edificios religiosos quedaron en muy mal estado por la guerra civil), destacando los arcos ciegos, posible alminar, de la mezquita. Según los especialistas está fechada antes del año 1085.

Iglesia de San Nicolas de los Servitas

Iglesia  de San Nicolás de los Servitas

Real Iglesia Parroquial de Santiago y San Juan Bautista

Real Iglesia  Parroquial de Santiago y San Juan Bautista

Vestigios de la Atalaya Islamica de Madrid

Vestigios de la Atalaya Islámica de Madrid

Para acabar el recorrido visitamos la Real Iglesia Parroquial de Santiago y San Juan Bautista, de estilo neoclásico, mandada rehacer por José Bonaparte, hermano de Napoleón y donde se conserva un cuadro monumental, barroco, “Auto de Fe”, pintado por Francisco de Ricci en 1683. En el punto final del recorrido es la bajada al aparcamiento de la Plaza de Oriente para ver los restos de la Atalaya, el origen de Madrid. Se trata de una atalaya islámica que, durante la dominación árabe, funcionó como punto de vigilancia del barranco del arroyo del Arenal, existente entonces junto al lugar que ocupa actualmente el Palacio Real. (Primero fue la Atalaya, después un castillo “moro” que serviría de cimiento para el Alcázar de los Austrias, y después, con los Borbones, para el Palacio Real)

Apenas hay restos de la época musulmana – medieval y los pocos objetos de esta etapa musulmana que encontraron los arqueólogos de la Comunidad de Madrid fueron llevados y custodiados en la actualidad en el Museo de los Orígenes de Madrid. Se ha reconstruido la muralla árabe y se ha realizado a sus pies el parque o jardín de Mohamed I (en honor al emir del Califato de Córdoba, que fundó Mayrit y que puso aquella primera Atalaya).
Terminado el recorrido nos hemos ido a comer en un restaurante de la zona, donde pudimos descansar y comentar tantas novedades.

La Nariz, de Gogol y poesías de Juan Ramón Jiménez

La Nariz, de Gogol y poesías de Juan Ramón Jiménez

En la reunión del club de lectura del día 20 de abril, comentamos la narración breve de Nikolai Gogol “La Nariz”. También, de acuerdo con la iniciativa acordada en reuniones anteriores, hablamos de poesía, en esta ocasión de Juan Ramón Jiménez y a estos efectos nuestra compañera Montse seleccionó y comentó varios poemas de dicho autor.
LA TRENZA

LA NARIZ
El protagonista de esta historia un buen día descubre con gran preocupación que ha perdido su nariz, hasta que la encuentra casualmente dotada de vida propia…
La nariz es un relato que contiene muchos elementos frecuentes en la obra de Gógol: es humorístico, muy divertido, disparatado, un tanto surrealista, y al mismo tiempo está basado en personajes y ambientes muy reales, pertenecientes a la sociedad de su tiempo y situados en la ciudad en la que vivió: San Petesburgo. Utiliza esa combinación de realidad y fantasía, para hacer una caricatura de la sociedad rusa de su tiempo.
En particular, critica la vanidad, la ambición de poder y el exceso de preocupación por las convenciones sociales. La nariz es una excelente forma de empezar a conocer a su autor. El compositor Shostakóvich creó una ópera basada en este relato. 

Excursión a la Mascarávila 2024

Excursión a la Mascarávila 2024

Por Firica Aldea y Pepi Rodríguez
MASCARÁVILA 2024
MASCARÁVILA 2024

Tal y como estaba organizado, el sábado 13 de abril, a las 11 horas, salimos desde la Plaza del Riñón, para participar en la VIII Edición del Festival de Máscaras y Danzas (Mascarávila) organizado este año en el pueblo de Pedro Bernardo. Este año es el V encuentro de Rondas de Mascarávila.
Disfrutando del anunciado buen tiempo que nos esperaba, llegamos al Mirador del Rollo (donde se encuentra el rollo jurisdiccional). La zona abarrotada de gente se dirigía hacia el Ayuntamiento por la calle Santa Ana y allá que nos dirigimos. Durante el trayecto nos encontramos con varios grupos participantes que nos deleitaron con sus rondas y bailes. Todo el pueblo estaba adornado con varias máscaras y la calle Santa Ana es donde nos hicimos las primeras fotos para inmortalizar el momento.

Llegando a la plaza Romano Villalba, nos deleitaron con danzas de Galicia e incluso nos animamos a bailar al son de la música de las gaitas gallegas. Personalmente, lo que me ha encantado ha sido el “baile de la cinta”: tanta precisión en un baile ¡seguro que necesita mucho ensayo!
Visitamos el mercadillo de artesanía en los alrededores de la Plaza de Toros. Puestos que ofrecían principalmente productos artesanales de la zona y que nos han encantado, sobre todo porque los artesanos estaban dispuestos a enseñarnos como se trabaja el oficio de confeccionar sombreros e instrumentos musicales en madera.
En espacio habilitado delante del Ayuntamiento vimos la representación de “Señoritas de Piedrahita”, una extensa presentación de trajes populares que vestían las señoritas y serranas de la zona y las diferencias entre unas y otras. Tipos de faldas, enagüas, pololos, medias, zapatos, jubones, peinados, adornos de pelo y sobre todo los mantones, algunos de Manila, heredados de generación en generación. Las señoras y señoritas de Piedrahita que participaban en la representación nos mostraron tanto vestidos antiguos como más actuales.

MASCARÁVILA 2024
MASCARÁVILA 2024
MASCARÁVILA 2024

Finalizó la representación con bailes de la zona y que se pueden ver en este enlace de Facebook que el Ayuntamiento ha facilitado. A la izquierda del video nos encontramos las socias que nos animamos a ir.

Aquí nos contó una persona del pueblo, que la tradición dice, que el nombre del pueblo viene de 2 cabecillas de dos bandos que lo formaron, uno que se llamaba Pedro Fernández y el otro Bernardo Manso; cuando se llamaban para tomar decisiones, se llamaban uno a otro ¡Pedrooooo!, !Bernardooo! y de allí quedó el nombre del pueblo. (Según Wikipedia, es una leyenda prolongada por vía oral, ya que el Historiador Juan Antonio Chavarría contradice esta versión: en el Libro de la montería, escrito en 1348, el rey describe los territorios de montería y aparece escrito hasta 6 veces el nombre de Pedro Bernardo)
A la hora de la comida todos los bares estaban llenos de gente, y lleno es una palabra que no refleja la realidad, ¡ni llenísimos tampoco! Menos mal que íbamos preparadas y después de comernos el bocadillo en el mirador, nos acomodamos en una mesa de un restaurante cercano y después de una larga espera conseguimos unos cafés, mientras una de nuestras acompañantes se fue a por algunos helados.

A las 17 h empezó el desfile de las diferentes agrupaciones participantes, representando a más de 20 municipios de la provincia de Ávila. Abrió paso “la yunta de bueyes de la Real Cabaña de Carreteros de Gredos y un ejército de mascaradas, vaquillas, quintos, rondallas, danzantes y caballerías enjaezadas. Los representantes de cada localidad han sido la vaquilla y campanillos de Hoyos del Espino; vaquillas, quintos y rondas de Navalmoral de la Sierra, Burgohondo, Navaluenga, Gemuño y El Hoyo de Pinares; vaquilla, dulzainas y Danzas de Hoyocasero; vaquilla, ronda y danzas de Piedralaves; vaquilla y harramachos de Navarredonda de Gredos-Barajas: gamusinos de Casas del Puerto; machurreros, ronda y jotas de Pedro Bernardo; harramachos y dulzainas de Navalacruz; zarramaches y pastores de Casavieja; cucurrumachos de Navalosa; toras de El Fresno; morrangos de El Hornillo, y la tradición del Judas de Serranillos. (Cita de Avilared, ya que nosotros nos ocupamos de disfrutar del momento y de grabar algunos acontecimientos).
Al final del desfile emprendimos el regreso a casa, con la sensación de haber vivido una nueva y gratificante experiencia.

Reunión del Club de Lectura: Los Enamoramientos

Reunión del Club de Lectura: Los Enamoramientos

La reunión del Club de Lectura del mes de marzo, tuvo lugar el viernes 27 en la Confitería Mainha.
Se comentó el libro “Los Enamoramientos” de Javier Marías.

LA TRENZA

Sinopsis de LOS ENAMORAMIENTOS
Un libro sobre el estado de enamoramiento, que parece justificar todas las cosas.
Mejor libro del año 2011 según Babelia.

«La última vez que vi a Miguel Desvern o Deverne fue también la última que lo vio su mujer, Luisa, lo cual no dejó de ser extraño y quizá injusto, ya que ella era eso, su mujer, y yo era en cambio una desconocida…»

Así comienza Los enamoramientos, la nueva novela de Javier Marías, consagrado como uno de los mejores novelistas contemporáneos. María Dolz, la narradora y protagonista, sólo supo su nombre «cuando apareció su foto en el periódico, apuñalado y medio descamisado y a punto de convertirse en un muerto: lo último de lo que se debió de dar cuenta fue de que lo acuchillaban por confusión y sin causa».

Con una prosa profunda y cautivadora, esta novela reflexiona sobre el estado de enamoramiento, considerado casi universalmente como algo positivo e incluso redentor a veces, tanto que parece justificar casi todas las cosas: las acciones nobles y desinteresadas, pero también los mayores desmanes y ruindades.

Los enamoramientos es también un libro sobre la impunidad y sobre la horrible fuerza de los hechos; sobre la inconveniencia de que los muertos pudieran volver, por mucho que se los haya llorado y que en apariencia nada se deseara tanto como su regreso, o al menos que siguieran vivos; también sobre la imposibilidad de saber nunca la verdad cabalmente, ni siquiera la de nuestro pensamiento, oscilante y variable siempre.

Paseo matinal por la ruta de los molinos

Paseo matinal por la ruta de los molinos

Crónica: Firica Aldea

Paseo por la ruta de los molinos.

Después de una larga hibernación, la primavera trae su manto de flores en el Valle de Tiétar, aunque en los picos montañosos que se pueden observar al horizonte los vestigios de la nevada de hace dos semanas se resisten. Es lo que hace que el pueblo quede como en una burbuja micro climática: al norte nieve, al sur sol y aquí… el susurro del agua en los ríos y las gargantas que atraviesan el pueblo y un clima estupendo para las aves, las plantas y las mariposas.

Salimos a una hora prudente, a las 9,30 de la mañana, con destino Garganta de Santa María, por una ruta que hace tiempo que no hicimos: la ruta de los molinos. Pasamos con pena por delante del vivero, ya vacío, donde una mata de romero en flor adornaba la entrada. Seguimos e hicimos una paradita para entrar en la Finca El Molino, donde se veía a uno de los guardeses trabajando en el jardín y le pedimos permiso para echar una ojeada a los inmensos naranjos guardianes de la entrada en la finca. El impresionante magnolio lleno de flores blancas, el césped recién cortado, absolutamente todo te hace sumergir en pleno siglo XX, cuando el marqués compró y renovó el antiguo molino de papel. Nos enteramos también que el marqués murió hace unos años, pero la marquesa vuelve siempre a la finca, disfrutando sobre todo de la belleza del jardín.

Salimos con pena de aquí y seguimos nuestro camino al río, no antes de inmortalizar los “chuletones andantes” del prado (probablemente propiedad del marqués). En breve el inconfundible sonido del agua se hizo notar – llegamos a la Presa Chica, señalada hace poco por el Ayuntamiento, en los marcadores de rutas. Nos quedamos admirando la presa llenísima, el movimiento frenético del agua, las plantas y el sonido de los pájaros…
Hicimos el camino de vuelta con pensamientos pecaminosos: terminar la ruta en La Golondrina, como siempre.

Visita a la Iglesia de San Ginés (Madrid)

Visita a la Iglesia de San Ginés (Madrid)

Iglesia de San Ginés

El lunes 4 de marzo de 2024, nuestra amiga Lourdes aprovechó para presentarnos la Iglesia de San Ginés de Madrid, un templo católico que data de los principio del siglo XII, aunque el culto al santo se podría remontar décadas atrás de su primera referencia, en 1156.

Esta iglesia tiene muchas curiosidades, como por ejemplo que San Ginés es un santo que nunca estuvo en Madrid sino que era el patrón de las tropas (borgoñones y francoprovenzales) mandadas por el yerno de Alfonso VI, Don Raimundo de Borgoña, que estableció en el 1086 el campamento real en torno al cual que sirvieron a la orden del Rey Alfonso VI, que había casado con una princesa borgoñona, para la conquista de Madrid. Estos soldados se quedarían en Madrid una vez conquistada la Villa y establecerían una pequeña iglesita con el nombre de su patrón.

En tiempos del Siglo de Oro (s. XVII) vendrían a Madrid, llamados por los reyes de Austrias, muchos artistas, como el italiano Francisco de Ricci, que plasmaría el martirio de San Ginés en un cuadro monumental, lástima que se quemaría más adelante, en tiempos de Carlos III (mediados del s. XVIII aprox.) y en la actualidad en su lugar se exhibe una copia, que luce en el altar mayor y podemos contemplar.

Al establecerse Madrid como capital, en 1561, se generó un aumento del número de feligreses, determinando la motivación de una obra de reforma y ampliación, pero aun así, debido al suelo arenoso donde estaba situada la iglesia, en 1641 se encontraba parcialmente en ruinas. 

La estructura actual corresponde a la reforma que se realizó en 1645, en el reinado de Felipe IV, pero más adelante sufriría varios incendios y es lo que contemplamos hoy en día dentro del orden Neoclásico, reformado por discípulos (Juan Cuervo) de Juan de Villanueva (Arquitecto principal de Carlos III) (s. XVIII).

Mencionaremos también, que después de la guerra civil, con una nueva reforma y remodelación en pleno siglo XX (1957) se restauró completamente (obra que culminó en 1969). Fue declarada Monumento Nacional el 24 de enero de 2003 y el Rey Juan Carlos rehabilitó el antiguo título de “Real parroquia de San Ginés”.

Visitamos el interior del templo, haciendo hincapié en la Capilla Real, llamada la Capilla Sixtina de Madrid, no solamente por sus techo sino por la galería de pintores que podemos disfrutar del Barroco madrileño asociados a la Corte, como Alonso Cano, Antonio Pereda, donaciones como las de El Descendimiento, de Michel Coxcie, que perteneció a María de Hungría (Tía de Felipe II) o en depósito como los de Corrado Giaquinto.

Otra obra importantísima, La expulsión de los mercaderes, o La purificación del Templo, de la última etapa del Greco, que fue una donación de dicho cuadro a esta parroquia por el Almirante de Castilla y mayordomo principal del rey Felipe IV, que la compró al hospital de la Caridad de Illescas (Toledo), un cuadro lleno de simbolismo y belleza que reúne toda la sabiduría de este gran pintor, entre 1610-1614, al final casi de su vida. Tras una etapa de investigación se procedió a su restauración y limpieza en 1998 por el equipo de Antonio Sánchez Barriga, en el Instituto del Patrimonio Histórico Español del MECD. En el 2004, se dotó una caja climática para proteger al cuadro de golpes o agresiones (por la Dirección General del Patrimonio de la Comunidad de Madrid)

Debemos mencionar también, el conjunto de candelabros y la cruz en bronce y piedras preciosas, donadas por el último de los Austrias, Carlos II El hechizado (h. 1670 aprox.) para un Viernes Santo del aquel lejano año.

Ha sido una visita muy interesante, agradable y bien documentada, que estimula para ampliar el conocimiento sobre las joyas pictóricas y escultóricas que esconden las parroquias de Madrid.
Muchas gracias, Lourdes. Esperamos tener la oportunidad de repetir contigo nuevas visitas en próximas ocasiones.

Iglesia de San Ginés

Altar mayor de la Iglesia de San Ginés

Iglesia de San Ginés

La expulsión de los mercaderes o La purificación del Templo

BIBLIOGRAFÍA
MONSEÑOR José Luis MONTES. José Mª. QUESADA. 2009. Real Parroquia de San Ginés. Guía del Patrimonio Cultural. EDILESA. Fundación Ramón Areces.

WEBGRAFÍA 
https://www.parroquiadesangines.es/un-recorrido-por-las-obras-de-arte-del-templo-parroquial-2/14-capilla-sacramental/

Reunión del Club de Lectura: Trilogía

Reunión del Club de Lectura: Trilogía

Reunión del Club de Lectura. Sábado 17 de febrero.
“Trilogía” de John Fosse, Premio Nobel de Literatura 2023.

LA TRENZA

Sinopsis

Trilogía es un libro hipnótico. Para Jon Fosse escribir es como rezar, y para el lector, leer Trilogía significa entrar en una profundidad desconocida. Con un lenguaje sencillo y un narrador único, Fosse nos cuenta la historia de una pareja de adolescentes que va a tener un hijo y que intenta sobrevivir sin nada en un mundo hostil.
Con esta historia entendemos que significa no tener nada y la mirada despiadada de la sociedad, pero también revivimos de forma exquisita el primer amor, la experiencia de empezar la vida. En esta historia entendemos que significa la indefensión y nos hacemos conscientes de la mirada despiadada de la sociedad, pero también revivimos de forma exquisita el primer amor, la experiencia de empezar la vida.

Es una obra emocional que, desde la oscuridad de una situación extrema, nos ilumina.

Visita al Museo de Artes Decorativas de Madrid

Visita al Museo de Artes Decorativas de Madrid

Crónica: Lourdes Moreno

Hicieron fotos para la Asociación: Pepi, Pilar, Maribel y José Antonio

VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL
VISITA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Tratando de evitar la gran afluencia de visitantes que acuden al centro de la ciudad y al Triángulo del Arte, decidimos la visita a un museo en Madrid el jueves 25 de enero, como en los años anteriores.
Este año visitamos el Museo Nacional de Artes Decorativas, situado en la calle Montalbán, una zona muy bonita de la capital, próxima a la fuente de Cibeles.
El tiempo se portó muy bien y el sol lucía para nosotros. Toda la semana pasada estuvo lloviendo en Madrid y la verdad es que andar por las calles saturadas con el paraguas es bastante difícil.
El Museo Nacional de Artes Decorativas es uno de los más amplios y ricos de Madrid. Alberga colecciones de gran interés, tanto etnográfico como artístico, que ilustran técnicas artesanales e industriales que en su mayor parte se extinguieron.

De los 70.000 objetos reunidos, el museo expone unos 1.600. Hay que destacar también la iniciativa de los museos estatales gestionados por el Ministerio de Cultura de dar visibilidad a la historia de las mujeres con una serie de exposiciones temporales en cada uno de estos. Hace unos años se revisaron los valores que transmitían los museos a los jóvenes (sobre todo a colegios e institutos) y se tomó conciencia de que las mujeres no parecían en la mayoría de las colecciones.

Hoy en día este proceso de cambio ya es una realidad y las exposiciones van dando espacio y voz a las mujeres en todas sus facetas, vivencias, profesiones y roles más allá del ámbito doméstico, como se está viendo en exposiciones de pintura, de arqueología y un largo etcétera. Afortunadamente, los patrones estereotipados han ido cambiando y ya en todos nuestros museos hay una gran concienciación sobre este tema.

El Museo de Artes Decorativas no es menos. En la exposición temporal “Al bies” tiene como objetivo de dar visibilidad a la obra de las artistas que trabajaron en la España del primer tercio del siglo XX en un amplio abanico de disciplinas. Esta exposición se articula en secciones que muestran el paso de la creación femenina desde la intimidad a lo público en distintos ámbitos, desde el textil al papel. Para ello, se integran pinturas, esculturas, batiks, encajes, encuadernaciones, diseños de alfombras, papel pintado, diseño de exterior e interior, cerámica, dibujo, figurines de moda, figurines teatrales, escenografías e ilustraciones. Estas obras se ponen en contexto con fotografías, publicaciones y archivos que ayudan a comprender el alcance y la importancia de la actividad artística de estas creadoras en el contexto de la modernidad y la vanguardia.

El primer tercio del siglo XX supuso un periodo de mejoras, avances y desarrollo del panorama cultural español en el que las mujeres se vieron favorecidas y del que tomaron parte activamente.
Todo el mundo quedo muy satisfecho con las preciosidades contenidas en la muestra y en el museo en general.

Terminamos el recorrido a las dos y media, cuando nos dispusimos a comer en el restaurante ENOC, cercano al museo. El ambiente y el trato fueron inmejorable y pudimos intercambiar impresiones sobre el museo y otros temas de actualidad.

Después, nos acercamos a visitar la Basílica de Jesús de Medinaceli. Fue una jornada animada y, de nuevo, disfrutamos juntos un bonito día.

Volver